Guía rápida para comprar la mejor copa de vino

Hoy en día, conseguir una buena copa para vino no es tan difícil, ya que, con un buen cristal, el tamaño de ésta puede pasar a segundo término y, hasta puedes, utilizar el mismo estilo de copa tanto para vino blanco como para tinto.

La concepción general es que las copas de vino tinto deben ser más grandes para favorecer el cuerpo y la oxigenación del vino; mientras que las copas para vino blanco, suelen ser pequeñas para evitar que el vino se caliente. Sin embargo, una copa de unos 300 ml es ideal para cualquier vino, sobre todo si es de una buena marca. Así, necesitaras comprar menos copas, mientras sean de un cristal de calidad.

Ya sea que busques un buen regalo de Navidad para alguien especial (un amante del vino, por ejemplo) o para ti mismo, toma en cuenta estos puntos para elegir la mejor copa de vino:

  • Elige copas de cristal fino porque entre más grueso sea, menos se apreciará el sabor del vino.
  • Evita copas muy pequeñas que exijan estar rellenándolas más veces.
  • No olvides evitar servir el vino hasta llenar la copa; el vino necesita espacio para moverse y oxigenarse.
  • La mejor copa es la transparente que te permite apreciar el color natural del vino.
  • Cuando laves tus copas, cuida muy bien no dejar restos de jabón y, luego de que sequen, guárdalas boca arriba para evitar que guarden olores desagradables.
  • Por cuestiones de estética, las copas vintage de forma en V se ven anticuadas; evítalas. El sentido de la vista, siempre acompaña al gusto y al olfato cuando se bebe vino.

Deja un comentario