Reutilizar o reciclar, ¿qué prefieres?

Hoy en día es común hablar de reciclaje y sus beneficios para todos; sin embargo, en ocasiones reciclar es complicado y se aleja de las posibilidades de muchos de nosotros. Pero reutilizar es más fácil.

Cuando reciclamos algún material, éste se somete a un proceso que permite limpiarlo, modificarlo y hasta transformarlo en algo más; tal como pasa con las botellas de pet que se convierten en, por ejemplo, textiles. Reutilizar, en cambio es lo que hacemos cuando un frasco de café, lo usamos para poner semillas cuando éste se ha terminado. También reusamos cuando convertimos nuestros jeans viejos en cojines o bolsas de mano. No sujetamos el material a un proceso industrial de transformación, pero evitamos desechar el producto para volver a usarlo.

En casa es muy fácil –y recomendable- reutilizar un sinfín de cosas: una botella de agua puede convertirse en un lapicero; una botella con líquido para limpieza puede rellenarse con el mismo producto; un frasco de mayonesa puede ser una maceta y un pantalón puede convertirse en forros para cuadernos. La imaginación es el límite.

Ayudar al ambiente y generar menos basura beneficia a todos; nunca es tarde para empezar. ¿Reutilizamos juntos?

Deja un comentario