Soluciones sencillas para espacios pequeños

Hoy en día, normalmente, si quieres vivir en una zona hip debes sacrificar espacio, lo cual se traduce en todo un reto de decoración. Pero, más allá de los muebles prácticos y el uso de estanterías, puedes tomar en cuenta ciertos consejos que harán que tu depa recupere espacio en un dos por tres; o por lo menos que eso parezca.

Uno de los trucos más sencillos es utilizar colores claros para las paredes. Puedes optar por el blanco, sí, y seguro se verá espectacular, pero también puedes arriesgarte con otros colores que aportarán sensación de libertad a espacios reducidos. Esos colores pueden ser los azules de tonos claros y amarillos en tonos medios, como el amarillo anaranjado que llenará de vibra positiva un espacio que necesita vida. También puedes optar por color marfil y elegir una pared pequeña (al lado de una puerta o una ventana) para que haga contraste en un café oscuro y logres una sensación de creatividad y audacia. 

Importante es que, para un depa pequeño, evites muebles de tipo clásico o antiguo que suelen ser pesados y con grandes curvas; no lucirán. Por el contrario, deberás elegir muebles de líneas rectas y suaves y en colores claros. Olvida la madera en sus tonos naturales: creará la sensación de pesadez e inmovilidad cuando justo lo que querrás lograr es lo contrario: liviandad y suavidad.

Por último, no olvides las telas. Tanto para sillones como para cortinas deberán ser lisas o con diseños muy sencillos. Siempre mantén un tono claro y, sobretodo, que sean sutiles y delgadas. Si pones telas muy pesadas, no combinarán con el resto de la decoración y darán sensación de ahogo.

Con estos sencillos elementos, tu depa será la envidia de tus amigos y se convertirá en el lugar confortable que necesitarás para escapar de todo o para lidiar con todo: tú decides. Disfruta tu espacio cómo quieras.

Deja un comentario